Broken Dreams I


Hola.

Ya han pasado varios días desde que volví de Islandia del taller que impartimos allí.
Y a estas alturas aún me sobrecoge el recordar no sólo la experiencia vivida allí. Me sobrecoge el recordar las noches que tuvimos.

Es evidente que era un sueño vivir las auroras boreales, y tener la suerte que tuvimos, no tiene precio.
Todas las noches que pudimos disfrutar de cielos despejados, se nos regaló un espectáculo visual que nunca podré olvidar.

By fusky

By fusky

 

Esta noche a la que nos acercamos a ver este avión abandonado en mitad de la nada, parece ser que es americano y de 1973, terminé tumbado en el suelo al lado de mi buen amigo Jorge, disfrutando, empapándome del espectáculo.
La aurora que pudimos observar, era de 180º, y la única manera de verla era tumbado y girando la cabeza de izquierda a derecha. ALUCIANTE.
Eran como unos dedos que arañaban el cielo, dejando unas marcas verdes y mágicas, que danzaban a medida que pasaban los segundos.
Creo que ha sido el espectáculo más grande que he visto de la tierra. Ni vías lácteas ni lluvias de estrellas. Esto es para vivirlo.

Aquella noche, el protagonista fue este avión. Tengo fotografías de esta cosita desde todos los puntos de vista posibles, y en todas, hay auroras.
Al principio, haces fotografías un poco a lo loco, con ansia, porque piensas que no va a durar toda la noche, cosa que es cierta. Pero cuando ves por el visor que ya tienes bastantes fotos que te gustan, dejas de hacer fotos, y te centras en disfrutar.

No hay dos fotografías iguales, porque las auroras bailan. Y vaya que si bailan!!!
Pero cuando ya vuelves a casa, cuando descansas y comienzas a revelar las fotografías, observo al avión, y pienso… Este trozo de chatarra, lleva aquí olvidada desde antes de que naciera.
Lluvia, nieve, sol, y por supuesto auroras pasando por encima de él, tocándole en muchas ocasiones, y lamentablemente, viendo pasar el tiempo sin poder hacer lo que tenía que hacer.
Y no es otra cosa que volar. Al igual que vuelan mis sueños los suyos, si pudiera pensar, no podrán nunca cumplirse.
Como un juguete roto que tras una noche de Navidad, pasa a un segundo plano. A un segundo plano o a un tercero. Relegado al fondo de un cajón del que sólo saldrá en una limpieza de un domingo por la mañana, rumbo a la basura.
Y allí está contemplando cómo unos cuantos locos cumplen su sueño gracias a su discapacidad de no poder volar.
Ver esta serie de fotografías, me evoca a muchos sueños rotos. A sueños incumplidos que jamás podrán materializarse.
Así pues todas las fotografías que publique de este pobre avión, se llamarán “Broken Dreams”.
Va por ti, viejo amigo! El año que viene nos vemos.

CIAO!

Anuncios

5 Respuestas a “Broken Dreams I

  1. Me parece una toma increíble. Sin duda un oportunidad de oro bien aprovechada. Coincido con Mario en que el rojo es el toque que hace resaltar al objeto, además de conseguir mejor volumen en la toma.

  2. Pingback: Broken Dreams II | El blog de Fusky

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s