Una mañana en el cementerio de los americanos: La importancia de la mochila


Hola amigos.

En muchas ocasiones cuando nos planteamos irnos de vacaciones o bien de salida fotográfica, uno de los aspectos que siempre sopesamos es el peso en la mochila.
¿Qué objetivos me llevo? ¿Serán muchos? ¿Pesará en exceso?

Lo que siempre hago en estas ocasiones es evaluar muchas variables.

Si debo andar mucho, es evidente que el peso en la espalda es el factor más crítico, desde luego.
Otro factor a tener en cuenta, es qué voy a fotografiar. No es lo mismo hacer un social, que paisaje o una sesión de animales.
Cada situación tiene sus objetivos, y cada objetivo pesa…

Cundo estuve en el cementerio de los americanos, en Normandía, era un viaje son mucha caminata, así que necesitaba ser versátil.
Esto, en mi caso, significa que tengo que echar a la mochila el gran angular, IMPRESCINDIBLE para mi tipo de fotografías, y el 70-200. Este último además de usarlo para mis dobles exposiciones para las lunas que me encuentro, es un objetivo fetiche para mí, para hacer fotografías a la familia.
Ese 2,8 es una delicia. El bokeh que se consigue es increíble para la vista, pero la penalización en espacio y sobre todo en peso, hace que lo medite mucho.

Al final, pudo la versatilidad, y se vino conmigo a la France!!!

Empecemos a ver qué me aportó cada objetivo:
El gran angular

Aquí tuve una relación amor odio en esta ubicación.
Comencé la sesión, con una fotografía que tenía en mente antes de salir desde mi casa.
Una clásica de una de las miles de cruces de cementerio, con un filtro neutro de 10 pasos para alargar el tiempo de exposición y captar el movimiento de las nubes:

Conseguida a medias, porque no soplaba el viento como me hubiera gustado. Esto unido a que la posición era incómoda, por no tener la pantalla abatible la Mark IV, hizo que me tuviera que tumbar para encuadrar.
Ya os digo que no se puede tumbar uno en el cementerio, ni poner rodilla en tierra. Enseguida viene una persona del cementerio para echar la bronca. Así que me tuve que apañar con esto.

Gracias a la particularidad del gran angular pude poner en práctica la fotografía de aproximación a pulso en esta cruz:

Teleobjetivo:

Tras unos largos minutos intentando obtener algo decente con el gran angular y jugar con las lineas de las cruces, tuve que desistir, y pasar al plan “b”. Aislar elementos, pero jugando con las lineas, puntos de fuga y simetrías:


Como puedes apreciar los resultados que se obtienen con un objetivo y otro son totalmente diferentes, y es muy aconsejable llevar diversidad para tener varias opciones para poder realizar nuestras sesiones de fotografías.

Más allá de las fotografías, si tienes oportunidad de visitar este enclave de Normandía, ni lo dudes por un momento.
El lugar es increíble, y el respeto que se respira es único. Siempre estaremos en deuda con los miles y miles de personas que lucharon allí.

Espero que os haya gustado, amigos. Y como siempre, cualquier comentario será bien recibido.

CIAO!

2 Respuestas a “Una mañana en el cementerio de los americanos: La importancia de la mochila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .