Bad truck


Hola amigos.

La verdad es que desde que tengo la Mark IV, no paro de sorprenderme del bicho.

Independientemente de las nuevas características que pueda llevar, y que podamos en mayor o menor medida usarlas (ya iré hablando de ellas), de esta sesión me ha sorprendido una cosa que nunca he hecho.
Y ha sido utilizar el jpg directamente revelado por la cámara.

badtruck~01

Habitualmente, siempre disparo en jpg + RAW. Así dispongo de una versión rápida, por si tengo que usarla para algo urgente, y el RAW para procesarla con tiempo.
Tras visionarla en el visor de la cámara, di por buena la toma. Me gustaba la iluminación, perspectiva, exposición… Vamos, todo lo que vemos en el visor antes de cerrar la toma.

En casa, me centré, como siempre, desde el RAW. Revelado clásico y rápido. Contraste, saturación… etc. Pero me comencé a obsesionar en el resultado en jpg. El revelado que podemos nosotros modificar en los presets de la cámara.
Observaba el jpg, y no lograba llegar al resultado que mi Canon había logrado.
Y comenzó a asaltarme una duda… ¿Por qué revelar si ya estaba revelada?

Como la toma no estaba compuesta por varias fotografías, última moda presente en muchas fotografías que vemos por Internet, ¿para qué romperme la cabeza? Ya tenía la fotografía realizada y revelada!

Me comenzaron a asaltar más preguntas. ¿Por qué tengo que centrarme tanto en el RAW? ¿Para qué quiero el RAW si ya tengo el jpg como lo quiero?
¿El ruido? No hay prácticamente ruido en el cielo, gracias a este sensor. Increíble, por otro lado.
¿Colores? Son los que el jpg están reflejados. Una ventaja de hacer bien las cosas, o al menos como yo quería, en el campo.
¿Balance de blancos? Están como yo quería. El cielo quería que tuviera ese tono neutral para realzar los colores utilizados.
¿Nitidez? Gracias al preset elegido, de origen más que suficiente.

¿Entonces para qué quiero trabajar desde CERO el RAW?
¿Estaré cometiendo un sacrilegio? ¿Me estaré volviendo un vago de atar? ¿Se me estará pasando algo por alto?

No sé, pero lo que te puedo decir, es que la foto que veis, está tal cual desde la Mark IV.

No es que vaya a cambiar mi flujo de trabajo, pero me reconforta saber que mi bicho tira los jpg con una calidad increíble! De hecho, aquí os traigo la prueba.
Quizás, los famosos presets de la cámara les tenga que prestar más atención de lo que hasta ahora les estaba ofreciendo. Siempre obsesionado con todo en manual, y revelado desde el RAW.

La fotografía
Está realizada con la mini maglite AA cálida para iluminar al tractor, y con una multicolor para aportarle el rojo que podéis ver. Una iluminación clásica, y eficaz para estos casos. Quizás podría haber cambiado el rojo por un verde. En casa, me asaltó la duda. Y me lamento por no haber probado otra combinación de colores. Para la próxima. Me lo anoto.

Un dato más. ¿Cuántas veces tuve que repetir la toma hasta que finalicé? Este dato no lo veo en nadie cuando explican las fotografías otros autores.
Voy a comenzar a aportar este dato, que puede serviros de ayuda.
Esta toma, la comencé a iluminar con la ayuda de Charlie y de Pedrito. Pero una primera fase. Realizamos unas 7 tomas con ayuda. Pero no disponía de un cielo interesante. Cielo totalmente despejado. Soso, soso. Al menos tenemos estrellas, nos decíamos. Típico comentario complacista para evitar llorar…
Una buen rato después, el cielo comenzó a ser interesante, y decidimos volver a repetir toda la sesión, pero ahora con nubes. Para esta segunda fase, nos dividimos en más zonas, y tuve que afrontar en solitario este cacharrito. Para esta segunda fase, realicé 4 tomas más. Muchas menos, porque la iluminación ya me la conocía al dedillo.
En total fueron 11 tomas hasta que decidí cerrar la sesión a este fotogénico tractor.

En casa… Pues como te he comentado nada importare. Viva el JPG!!!! 😉

Los datos técnicos:
Canon 5D Mark IV
Canon 17-40
f/4
ISO 800
60 segundos (Para que me diera tiempo a iluminar toda la escena, y captar la fuga de las nubes)
Mini maglite AA
Linterna de color (http://articulosfotograficos.com/linternas-para-fotografia/266-linterna-rgb-con-filtros-de-colores.html)

Espero que os haya gustado, amigos.
Como siempre, la columna de comentarios a vuestra entera disposición.

CIAO!

 

Anuncios

My grail


Hola amigos

Tras el parón veraniego, volvemos con una toma que realizamos como ejercicio en el pasado taller de Belchite para los alumnos.

Es una toma muy sencilla, y sirvió para ilustrar cómo se realizan este tipo de fotografías en las que aparece un destello en la mano del figurante.

grail.jpg

Además, al colocar una figura humana, nos sirve para escalar la dimensión de la toma.
Automáticamente, en nuestro cerebro, al ver a un humano, se crea una escala en la que se hace a la idea de la magnitud del paisaje.

Para realizar el destello, se puede utilizar desde un flash, como una linterna.
En mi caso, me gusta más utilizar un flash de mano, y colocado en manual, orientamos el cabezal hacia la cámara. Una vez orientado, configuro a 105mm el zoom del mismo, y a una potencia de 1/128. La más baja, para no quemar la toma.
Ahora, dependiendo del objetivo y de la correcta orientación, saldrá una estrella más o menos resultona.
No os olvidéis de limpiar el objetivo, porque las partículas de polvo influyen en la estrella, así mismo de cualquier indicio de empañamiento.

Los parámetros en la cámara también influyen, porque si configuramos un ISO elevado y una apertura de diafragma muy abierto, podemos obtener mucha luz, arruinándonos la toma.

Al tener que estar inmóvil en la toma, los alumnos se encargaron de iluminar el resto de la toma.

Pero siempre guardando la coherencia de la toma. Si queremos simular que la persona que porta la luz es quien ilumina la iglesia, deberemos iluminar desde la dirección de la figura.
En este caso, fui yo mismo quien iluminé la toma con una Maglite 3D cálida desde mi posición, con la mano libre que tenía.
El resto, relleno desde la posición contraria para que no hubiera sombra en las zonas que deberían estar claras.

Y poco más, en casa, corregí el tono del cielo, que al no haber luna, tenía un color grisaceo.

Los datos:
Canon Mark III
Canon 17-40
ISO 1600
f/4
30 segundos
Maglite 3D

Broken Dreams I


Hola.

Ya han pasado varios días desde que volví de Islandia del taller que impartimos allí.
Y a estas alturas aún me sobrecoge el recordar no sólo la experiencia vivida allí. Me sobrecoge el recordar las noches que tuvimos.

Es evidente que era un sueño vivir las auroras boreales, y tener la suerte que tuvimos, no tiene precio.
Todas las noches que pudimos disfrutar de cielos despejados, se nos regaló un espectáculo visual que nunca podré olvidar.

By fusky

By fusky

 

Esta noche a la que nos acercamos a ver este avión abandonado en mitad de la nada, parece ser que es americano y de 1973, terminé tumbado en el suelo al lado de mi buen amigo Jorge, disfrutando, empapándome del espectáculo.
La aurora que pudimos observar, era de 180º, y la única manera de verla era tumbado y girando la cabeza de izquierda a derecha. ALUCIANTE.
Eran como unos dedos que arañaban el cielo, dejando unas marcas verdes y mágicas, que danzaban a medida que pasaban los segundos.
Creo que ha sido el espectáculo más grande que he visto de la tierra. Ni vías lácteas ni lluvias de estrellas. Esto es para vivirlo.

Aquella noche, el protagonista fue este avión. Tengo fotografías de esta cosita desde todos los puntos de vista posibles, y en todas, hay auroras.
Al principio, haces fotografías un poco a lo loco, con ansia, porque piensas que no va a durar toda la noche, cosa que es cierta. Pero cuando ves por el visor que ya tienes bastantes fotos que te gustan, dejas de hacer fotos, y te centras en disfrutar.

No hay dos fotografías iguales, porque las auroras bailan. Y vaya que si bailan!!!
Pero cuando ya vuelves a casa, cuando descansas y comienzas a revelar las fotografías, observo al avión, y pienso… Este trozo de chatarra, lleva aquí olvidada desde antes de que naciera.
Lluvia, nieve, sol, y por supuesto auroras pasando por encima de él, tocándole en muchas ocasiones, y lamentablemente, viendo pasar el tiempo sin poder hacer lo que tenía que hacer.
Y no es otra cosa que volar. Al igual que vuelan mis sueños los suyos, si pudiera pensar, no podrán nunca cumplirse.
Como un juguete roto que tras una noche de Navidad, pasa a un segundo plano. A un segundo plano o a un tercero. Relegado al fondo de un cajón del que sólo saldrá en una limpieza de un domingo por la mañana, rumbo a la basura.
Y allí está contemplando cómo unos cuantos locos cumplen su sueño gracias a su discapacidad de no poder volar.
Ver esta serie de fotografías, me evoca a muchos sueños rotos. A sueños incumplidos que jamás podrán materializarse.
Así pues todas las fotografías que publique de este pobre avión, se llamarán “Broken Dreams”.
Va por ti, viejo amigo! El año que viene nos vemos.

CIAO!

CRISIS: No money, no building III


Hola.

El año pasado, y se dice rápido, hice esta fotografía en compañía de Sergio.

Tras una intensa sesión en el castillo de Alcalá de Xivert, nos paramos ante esta apisonadora, de la que ya os traje algún resultado.

La máquina estaba en un sitio perfecto para hacerle fotos. Nada de contaminación lumínica, un cielo con unas nubes para acompañar a la escena… La luna flojita, pero en su punto para pintarnos de azul el cielo… Y un buen compañero de iluminación para realizar el trabajo que os traigo hoy.

Ha tenido que pasar un año de espera… Pero por fin sale a la luz.

nomoneynobuildinIII_1024

 

La iluminación fue realizada con la mini Maglite AA, un clásico en mis noches. Para el interior de la cabina, utilicé la linterna UltraFire 501B azul.

ISO 800
F/5,6
125 segundos de exposición.

¿Por qué dos minutos? Principalmente, porque quería obtener estas trazas de nubes.
Una noche de verano que no corría casi el viento… Así que tuve que sacrificar fijar las estrellas por los efectos de las nubes.

 

Espero que os haya gustado.

CIAO!