Another world


Hola amigos.

Hoy quisiera acercaros una fotografía que le tengo cariño.
No tanto por la calidad de la misma, que lo tendréis que juzgar vosotros, sino por el momento que viví.

Cuando se realiza una fotografía, además de intentar plasmar un momento, o transmitir una sensación o sentimiento, siempre lleva consigo una carga emocional oculta de quien la realiza.

En esta caso, mi carga emocional fue realizar esta fotografía en una compañía muy especial.
Ricardo, Miguel, Alfonso… Todos rodeando a esta piedra tan especial.

anotherworld
Y es que cuando veo verdín en las piedras… Ya me imagino el resultado final con esos verdes de otro mundo.
Y claro… Si vamos a la costa quebrada, Cantabria, pues el verdín es marca de la casa casi siempre.

Sigue leyendo

Anuncios

Imagine


Hola amigos.

Eso era lo que hacía.
Imaginar una y otra vez cómo haría esta fotografía. No es para nada original, ni muchísimo menos… Creo que de la Costa Quebrada, es de la más realizada.
Es evidente que tienes que ir cuando estén las florecillas. Es más, sé de casos que ha habido fotógrafos que han llevado sus propias flores para hacer esta toma. Un buen recurso, desde luego. Habrá que tomar nota para futuras fotos…

Para la ocasión, tenía una Canon Mark II, los viejos rockeros nunca mueren, y un par de filtros para el porta de Lucroit. Una buena combinación!

Imagine

El filtro que tenía, era un neutro y un degradado inverso de 1 paso. La verdad es que esperaba que hubiera un atardecer de esos épicos… Ya sabéis, tener la suerte del turista. Estar dos días en la zona, y tener las condiciones impresionantes que llevas esperando meses… Pero no.
Nada de éso. Ni atardecer épico, ni nada de sol. Aquella tarde, nada de nada. Sólo una compañía increíble, que no es poco.
Pero el sol ni se le vio aquella tarde. Una verdadera lástima. Bueno, al menos, tendré la escusa perfecta para volver allí 😉

Sigue leyendo

The Door


Hola amigos.

Dicen. Dicen, que cuando se cierra una puerta, hay muchas más que se abren.
Pero… Anda que no cuesta ver las dichosas puertas abiertas esas que dicen.

Hay que ver lo optimistas que pueden ser algunos, de verdad. Y es algo que admiro. Yo, que me considero de los que casi siempre ven la botella medio vacía, me maravilla ver que hay gente que aunque esté cayendo chuzos de punta, tienen buena cara.
Desde luego, es una actitud admirable.
Pero últimamente, con la que está cayendo, es complicado ni ver la botella llena, ni poner buena cara, ni ver puertas…

The Door

Algo parecido ocurrió el día en que tomé esta fotografía.
Allí estábamos los islandeses de 2014, en una KDD espectacular. Casi todos los que fuimos a la Isla de los Sueños, nos dimos cita en Cantabria… Puedo decir sin duda alguna, que es una de mis tierras favoritas.
Pues hasta allí nos fuimos, y claro, después de comer comida típica de la tierra (nos llevaron a un pizzería… Miguel, Miguel… jajajaja), nos acercamos a los Urros, bajo un cielo… Bajo un cielo…. Digamos que la puerta del cielo estaba bien cerrada.
Un cielo malo, malo, malo. Pero estábamos allí, y teníamos que intentar salvar esa sesión.
Como el que escribe, es un caprichoso, ya le había pedido a Ricardo que quería bajar hasta abajo de los Urros.
Es un camino algo peligroso, y nunca se debe bajar con el suelo mojado, es muy escarpado, y sutilmente se puede adivinar un camino que sólo los ojos expertos de quien ha bajado muuuchas veces lo ve.
Así que para abajo. Con más miedo que vergüenza, llegué hasta el final, preguntándome cómo lo había hecho… Uf. Y luego, luego… Hay que subir!!! Bueno, mejor no pensar en ello, y centrarme en disfrutar de las vistas únicas de estar abajo del todo de los Urros. Con las ganas que tenía de estar allí, y con un cielo malísimo.
Daba un poco igual. Son las cartas que tenía aquella tarde/noche, y las tenía que jugar lo mejor que pudiera.
Para aquel día, me llevé la Canon Mark II, y el 16-35 2,8. Tenía ganas de probar la predecesora de la Mark III, para ver cómo se comportaba. Me habían hablado muy bien de ella, pero quería comprobarlo por mí mismo.

Tras unos inicios titubeantes, resbalosos, diría yo… Comencé ha realizar pruebas de encuadre, de luz… Pero como estamos en paisaje, lo mejor es poner mi porta Lucroit, y probar diferentes filtros. Primero un neutro de 10 pasos, luego un inverso de 0,3… No sé… No me convence ni el resultado y el encuadre.
Terminé bajándome de la piedra donde estaba adosado como una lapa, y finalmente decidí atacar a los Urros de frente.
Tras unas tomas, finalmente quité el inverso, y dejé sólamente el neutro. Pero algo fallaba, el cielo se me iba. Así que un degradado normal, y configurar el tiempo de exposición para dejar el mar como el que veis.

Tras 10 minutos cacharreando, me llevé esta foto. La quería así, pero el cielo no me terminó de convencer. Lo quería rojo.
Pero éso… Tendrá que esperar para otra ocasión. Volveré.

Finalmente, el cuerpo se comportó muy dignamente, a pesar de los años que han pasado. Se nota que el tiempo ha pasado desde que salió a la venta. Es evidente. Personalmente le noté un poco más de ruido en las zonas subexpuestas, pero tanto en las altas luces, como en sombras, su comportamiento fue excepcional.
Los tonos, muy en la linea de Canon. Suaves, sin estridencias… Y muy agradables.
A ver si cae en mis manos la Canon 5Ds… jejejeje.

Espero que os haya gustado, amigos.

Doble turno


Hola.

Hoy os traigo una foto muy especial para mí.
Y os voy a contar el porqué.

En Semana Santa, tuve la enorme suerte de pasar unos días de descanso con la familia en Cantabria.
Una tierra increíble, que me hace estar como en casa.
En más de una ocasión, os he comentado la pasión que tengo por la fotografía nocturna. Debido fundamentalmente por el contacto tan directo con la naturaleza que experimento cuando la practico.
Cantabria, hace que esta unión se haga más intensa.
Cada vez que veo la Costa Quebrada, la inmensidad del paisaje, me transmite una paz, como en pocos sitios la he sentido.

Doble Turno. by Fusky

Doble Turno. by Fusky

Hace un año tuve la enorme suerte de impartir un taller, junto a Farero, en esta tierra donde hicimos muy buenos amigos.

Me reservé dos noches para compartir salidas con el grupo de Luciérnagos, y con un magnífico fotógrafo, Ricardo Lopez.
Pero no todo iba a ser perfecto… LLUVIA. Noooo…
¿Pero por qué tengo tan mala suerte?

Una de las balas para hacer costa, la gasté… O mejor dicho, la invertí en el grupo de Luciérnagos.

Ya los conocía por internet, y compartimos muchas opiniones en común, pero lo que no me imaginaba ni por asomo era que íbamos a encajar tan bien.
Me llevaron a una mina abandonada, y realizamos dos tomas buenas…
¿Se puede reír tanto haciendo fotos? Tengo que decir que sois de las personas más mordaces, irónicas y divertidas que he conocido últimamente…
Estuvimos haciendo algunas tomas por el exterior, en breve compartiré el resultado con vosotros, y cuando empezó a llover… Ooootra vez, pasamos al interior.
En cuanto vi la máquina que podéis ver, tenía que hacer algo con ella.

Una noche increíble

Una noche increíble

Hubo una lluvia de ideas, la noche iba de lluvia…, y finalmente compusimos la foto.
Nos repartimos el trabajo, tras iluminar la escena frontal, un poquito de lana por detrás, y algo de relleno por la parte del fondo. El casco… Lo encontramos por ahí, en el suelo.

Mientras estábamos esperando a que terminara el responsable de la lana, vimos cómo caía la chispita de la izquierda… Y mi compañero de foto y yo, nos miramos… Y ya sabíamos lo especial de la toma, y que iba a ser irrepetible…

Cuando vimos el resultado en la pantalla, dimos por cerrada la toma, pero repetimos una última vez por si podíamos mejorar alguna zona que había quedado algo más oscura de lo deseado.
Pero la verdad es que la chispa no pudimos repetirla… Así que nos quedamos con la primera.

Pero lo mejor aún fue que cuando terminamos las dos fotos, en vez de seguir haciendo fotos… Nos fuimos de copas… Qué leches! No se sube todos los días a Cantabria con gente tan espectacular!
Así, que así terminamos la noche disfrutando de una conversación genial, entre fotógrafos, entre amigos, que parecía que nos conocíamos de toda la vida. Niños… Fue increíble!

Chicos… Volveré, pero cuando no llueva… Por favor, que a este paso, os dejo sin bebida… jajajaja.

Muchas gracias a todos los amigos que tengo allí arriba. Sois geniales.

Emmm Ricardo, tenemos pendiente volver a intentarlo… Oootra vez… jejeje.

PD: El mismo día que me volvía a mi casa… Dejó de llover… ¿Seré gafe?

GRACIAS.

Ah! Los datos de la foto!!!

ISO 400
f/5,6
149 segundos.

Espero que os haya gustado la foto.

CIAO!

Catedral de los peces


Hola.

Así, al menos me dijeron que hacen llamar a estos restos.
Es curioso ver cómo se sostenta este torreón religioso.
Si os fijáis, la pasarela, debería estar a nivel con el agua del pantano… Así os podéis imagina la poca cantidad de agua que había cuando fuimos en Septiembre al taller de Cantabria.
La verdad, es que debido al cielo tan espectacular que había, decidí sacar la cámara a explotar al máximo a la FF.

by fusky

ISOS altos, tiempos cortos de exposición…
Para la toma, activé la reducción de ruido, cuando supimos que la iluminación la teníamos cerrada.
Un muy buen trabajo en equipo, desde luego!
Quizás algo pasada la luz en el muro, pero no he querido retocar la fotografía, ya que así de natural me encanta.
¿Veis esa agrupación de estrellitas que hay en parte de la derecha? Me gustan mucho sacarlas lo más quietas posibles… Las Pléyades.
Lo más curioso, es que cada una de ellas tiene nombre… Asterope, Maia, Alcyone, Atlas, Merope, Electra, Taygeta, Celaeno y Pleione.

Los datos técnicos:

ISO: 800
f/5
80 segundos
18mm (Sigma 12-24)

Espero que os haya gustado!

CIAO!

Infinito IV. Urros


Hola.

Seguimos con la serie de infinitos… Vamos, circumpolares o startrails.
Ya hemos hablado en muchas ocasiones de la diferencia entre ellas, pero el resultado es el mismo, es más, son mucho más limpias las tomas con startrails que una circumpolar.

Para esta ocasión, conseguí que me llevaran a la Costa Quebrada, en el taller que hicimos hace poco en Cantabria… jejejeje, lo que denominé la turistada!
Turistada, porque en una noche, pretendía hacer las mismas fotos que la gente que planifica una salida y va varias veces a un sitio.

by fusky

Así que tras la cena del día previo al taller, nos fuimos unos locos a Santander a hacer esta fotografía.
Fue bastante decepcionante llegar, y ver que teníamos una niebla que nos estaba arruinando todo… Ooooh…

Qué rabia. Pero allí estábamos, y me tenía que llevar la toma como fuese… Otra cosa, no… Pero cabezón… Así ale, pruebas, pruebas, explicaciones sobre el campo a varios alumnos que estaban allí… Y ale, a hacer tomas para el startrails… Luego en casa… Ya veríamos cómo lo solucionaríamos…
Así, tras hacer varias pruebas, me dispuse a hacer 20 tomas de 2 minutos. A ver qué pasa.. . Al final sería una toma de 40 minutos.
Hasta que alguien dijo, “uy!, se me está empañando el objetivo”. Se me encendieron todas las alarmas, y no me pude resistir a mirar el objetivo… Pero es que no se veía nada!
Así que (y todavía estoy intentando averiguar en qué estaba pensando para hacer lo que hice), encendí una linterna para mirar el objetivo… En fin…

Resultado, que justo en la toma 10, hay un manchurrón en una zona de la foto…
Claro, no puedo quitar la toma del medio, porque se notaría un corte de DOS MINUTOS! en la circumpolar…
Así que lo único que podía recuperar era un startrail de 20 minutos… Corto, la verdad para lo que tenía pensado… O ¿no?
jejeje… Me armé de paciencia en casa, y tras darle al Photoshop… TOMA! recuperada la toma!
He podido tener la TURISTADA de 40 minutos…
No suelo “trampear” las fotos… Os prometo, que cuando vuelva, la hago sin trucos, de verdad… jejejeje.

A parte de la trampa, que no se nota… ¿O sí? te invito a que lo encuentres, bastante contraste, para combatir la niebla, un poco de ruido… Y ya está.

CIAO!