Imagine: Fotografía imaginativa


Hola amigos.

Os quiera comentar lo que tengo en la cabeza desde hace ya un tiempo.
Viendo la deriva que últimamente estoy observando en las redes sociales, y las galería de muchos fotógrafos, me gustaría expresar lo que ronda por mi cabezota…

Y es que no paro de ver algo parecido a fotografías.
Digo “parecido”, porque a mi manera de entender, lo que veo son verdaderas obras de arte. Reflejos imposibles, luces de amaneceres o atardeceres increíbles, colores excesivamente llamativos, pero inventados… Todo espectacular, sí, pero ¿es fotografía?

imagine.jpg

Es complicado catalogar lo que es o no fotografía. Particularmente, son trabajos muy, muy trabajados. Pero son otra cosa. No es fotografía, bajo mi punto de vista.

La fotografía que acompaña al artículo es inventada. Las condiciones no se dieron para obtener a esa hora de la tarde el reflejo que veis sobre el río en New York.
Pero en 5 minutos de trabajo, he conseguido con mayor o menor fortuna un reflejo idílico sobre este río.

¿Es bueno? ¿Es malo? Pues ni uno ni lo otro.

Es bueno, porque gracias a los programas de retoque, podemos hacer lo que no pudimos hacer en el campo, y podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación. Apoyándonos en el retoque digital, podemos crear lo que nuestros conocimientos puedan plasmar sobre la pantalla de un ordenador.

Es malo, si mentimos como bellacos, y no decimos la verdad. Y peor aún, si además, lo negamos con vehemencia, cosa que he visto en más de un lugar…
Colocar vías lácteas a nuestro antojo. Por ejemplo orientadas al norte.
Y claro, luego vas tú a recrear ese encuadre, y te vuelves loco…

Aún recuerdo la primera vez que utilicé los filtros. Y ni los colores, y ni las exposiciones cuadraban con lo que veía a los grandes maestros imaginativos. ¿Pero cómo lo habrán conseguido? Menudos masters de filtros para conseguir esos resultados, me decía.
Hasta el día que fui a un taller de estos genios, y me descubrieron el secreto. Tiempo y tiempo de procesado. No sólo por zonas, sino que pintaban y coloreaban a su antojo. Vaya! Y yo que pensaba que para el paisaje sólo necesitabas mente, y filtros… Pues no.

Ni tan siquiera se salvan las nocturnas. Últimamente, hay una corriente muy extendida en iluminar por “cachitos” los elementos, y luego juntarlos con el photoshop. Digital Blending, le llaman. Un nombre molón, a una técnica “Imaginativa”. Vamos, que nos inventamos la foto. O lo que sea realmente.

Con todo este texto, no quiero ni muchísimo menos preciar a nadie, porque tanto si se hace de una manera o de otra, se requiere de una técnica o de una creatividad, o de ambas, para expresar un mensaje o una belleza en sus obras.

Es tal el nivel de imaginación en las obras que corren por internet, que ya no sé cuál es imaginativa, o real. A lo que me asalta otro pensamiento. ¿Es importante saberlo? ¿O con sólo el mero hecho de disfrutarlo sería bastante? ¿O quizás para lo que estamos en continuo aprendizaje nos interesaría conocerlo para ir hacia un camino u otro?

Sólo me gustaría saber tu parecer.

Cueces o enriqueces?

CIAO!