Teach me


Hola amigos.

Hoy, quisiera traeros una fotografía que a simple vista, y teniendo ciertos conocimientos de fotografía nocturna, podríais pensar que es un montaje.

Y más si te digo que la fotografía tiene 30 segundos de exposición.
Es imposible hacer una fotografía de 30 segundos y que la luna no aparezca blanca, pasada de luz… ¿O sí se puede?

teach me

Gracias a la doble exposición, podremos obtener este tipo de fotografías.
En el pasado taller de Asturias, expliqué esta técnica que me gusta mucho realizar. Y para el ejercicio, realicé esta fotografía.
Ingredientes:

  • 70-200 f/2,8 de Canon. Me encanta este objetivo. No sólo por la nitidez y la velocidad de enfoque… Sino que el tamaño que me da a 200mm la luna se adapta perfectamente a la escala del 16-35.
  • 16-35 de Canon. En este caso, lo importante es un 16mm, a más angular, se adapta mejor a la escala
  • Canon 5D Mark III. Aquí el truco está en la posibilidad que te aporta la Canon con el menú de exposición múltiple, llegando a 9 TOMAS!!! Un abanico enorme de posibilidades creativas.

Con esta toma, me asalta una duda enorme.
Ya que cuando terminas de realizar la toma, obtienes un RAW con la mezcla de las dos, tres o las tomas que quieras.
Teniendo en cuenta las diferentes vertientes que hay en la fotografía al respecto del revelado, que impiden ciertas acciones, como por ejemplo revelar por zonas, o fusionar fotografías porque se altera la realidad… En este caso, ¿qué pasaría?
Porque es evidente que la luna, en esta fotografía, no estaba allí. Es más, nunca va a estar allí por su orientación. Estoy alterando la realidad en un punto muy elevado. Cosa que me da igual a nivel personal. Ya sabéis que a mí, estas cosas…
Pero no sé, a medida que hago este tipo de fotografías, me asalta esa pregunta…

¿Y vosotros? Qué opináis al respecto?

Espero que os haya gustado la foto, compis!!!

CIAO!

 

Anuncios

Guíame


En ocasiones, hay que tener claro adónde y cómo se va.

Y no me refiero a ir a un sitio físico, sino a un lugar en esta vida.
Por muchas que sean las dificultades, si cuentas con alguien que te guíe en la vida y que te sirva de faro, seguro que llegarás a un buen puerto.

Guíame

Guíame

Como en la fotografía que os traigo hoy, a pesar de que la luz que nos guía sea difícil llegar, si es clara y nítida siempre será más fácil llegar.

Esta fotografía se la quiero dedicar a las personas que me sirven de guía. A las personas que diariamente me apoyan y me ayudan a tener claro qué es lo más importante en la vida.
Amistad, sinceridad, fidelidad… Y sobre todo AMOR.

No hace falta que diga los nombres, ya que ellos saben perfectamente quiénes sois. GRACIAS.

La fotografía fue realizada en el pasado taller que realizamos en Asturias, más concretamente en Isla Pancha. Un lugar maravilloso para perderse a pesar de la luz del faro.

Mientras Paco estaba explicando cómo realizar fotografías a un faro y no morir en el intento, yo me bajé a un acantilado cercano para explorar nuevos encuadres, y así facilitar a lo alumnos nuevas perspectivas del lugar.
Una vez comprobado la belleza del lugar, subí e invité a los que allí quedaban a que se acercaran al lugar.

Una noche verdaderamente cambiante, y con una luna casi al máximo, lo que hizo mucho más fácil el trabajo en el mar.

Los datos técnicos:
ISO 1600
f/2,8
30 segundos
Reducción de ruido activado para largas exposiciones.
En casa, una ligera reducción de ruido, y ni tan siquiera contraste. Algo de nitidez y ya está.

Espero que os haya gustado, compis.

CIAO!