Mi experiencia en Cádiz PhotoNature 2019


Cuando recibí la invitación para realizar una ponencia con Paco Farero, Nightcolours, nos invadió una ilusión enorme.

Nos ilusionó mucho el proyecto, porque la idea de la primera edición fue magnífica.
Nos encanta participar en congresos y tener la oportunidad de impregnar el virus nocturno a los asistentes.

Como siempre que tenemos la oportunidad de acudir a un evento de este calibre, procuramos realizar una ponencia diferente a las que hayamos realizado. Adecuada tanto al público asistente, como orientado al evento.

Siendo fieles a nuestro estilo, diseñamos una presentación lo más didáctica posible, evitando que sea sólo un portfolio. Es evidente que en 50 minutos no podemos enseñar toda la fotografía nocturna, pero sí enseñar los fundamentos.
Lo básico para que quien asista a nuestra charla pueda salir a realizar sus primeras fotografías, y para quien ya sepa, darles algunos consejos para mejorar sus fotografías. Siempre bajo nuestra experiencia. Lo de sentar cátedra es para otros.

El cartel principal del evento era increíble… Isabel Díez, Javier Alonso Torre, Javier Aznar, Antonio Liébana… Fotógrafos que desde hace tiempo son referentes en mis fotografía, y otros viejos conocidos, porque son embajadores de Canon España y por consiguiente compañeros de marca.

El evento fue ambicioso desde el minuto 1.
No sólo por el cartel de ponentes, sino por la cantidad de actividades organizadas por Canon España.
Una serie de talleres organizados por la marca, que incluía tanto fotografías de buitres, como de águilas, lobos… Que hicieron las delicias de los cazadores de fotografías con sus imponentes teleobjetivos.
Cada vez que veo una ponencia de estos monstruos de la fotografía, me dan ganas de probar a realizar esas increíbles fotografías llenas de pasión y sentimientos que nos trasladan los animales.

El evento destilaba simpatía y profesionalidad gracias entre otras cosas porque Antonio Atienza, alma del evento, ha realizado un trabajo mimando todo el evento, hasta el más mínimo detalle
Mario Rubio, viejo amigo ya, dinamizador del evento no ha parado de realizar entrevistas, presentaciones, coordinando las ponencias… Estaba en todas partes contagiando a todos de su buen rollo y paciencia.
Gracias Mario por incluir en nuestra ponencia un punto de suspense, como siempre que trabajamos con tu portátil… jajajaja. A la siguiente llevamos el nuestro 😉

Estaban las principales marcas de material fotográfico, sin olvidar a mis amigos de Lucroit. Sois muy grandes, Don Javier Olmedo y Lucas.

En todo momento nos sentimos mimados por la organización, y éso fue de agradecer. Fallos? Claro que los hubo, pero fueron los menos y eclipsados por los aciertos.

Compartir un fin de semana entero, los ponentes íbamos juntitos a todos los lados, fue intenso y fue un regalo de esos que me da la fotografía.
Le debo mucho, porque he vivido momentos únicos, y seguro que seguiré viviéndolos. Hablar de fotografía con ellos fue increíble, y no hablar de fotografía casi mejor aún… Si os contara de qué hablábamos…


En la conferencia de Javier Alonso Torre, pude comprobar cómo el mensaje es lo más importante de la fotografía, la planificación y por encima de todo, la calma que transmite es increíble. Ya tenía ganas de conocer en persona a este gran fotógrafo, y no me defraudó en lo más mínimo.

Isabel Díez, a ver si algún día se abre un perfil en alguna red social, nos mostró la belleza del detalle, de lo abstracto. Oírla hablar es como escuchar a la fotografía misma. A pesar de los conocimientos que destila de manera natural, de la experiencia y de su creatividad, nunca te sientes de menos.
Además, tuve la enorme suerte de compartir risas, muchas risas con Oswaldo, su chico. Eres grande, canario.

Y qué decir de Javier Aznar. Menudo descubrimiento de fotógrafo. Me enamoraron sus fotos de bichos, pequeños, pequeños. Durante su charla me trasladó a ese mundo, que en ocasiones, despreciamos de una manera inconsciente.
No sólo transmite belleza en sus fotografías, sino que fue capaz de contar historias! Increíble.
Ya sabes, Javier, que nunca te perdonaré que me llamaras Foskito en tu ponencia… jajajaja.

Antonio Liébana… Qué decir de este magnífico fotógrafo compañero de Canon España. He visto muchas charlas suyas, y siempre que tengo la oportunidad de ver su trabajo, le odio un poquito más… Qué bueno que eres, compi! Suerte con ese viaje que acabas de emprender.

Pero no sólo fueron ponencias. Charlar con amigos de nocturnas en diferentes partes de Wakana Lake, compartir experiencias, conocimientos, risas, muchas risas.
Comentar aspectos técnicos de la nueva bestia de Canon, la 1DX Mark III con Mario Cea…
Ver el vuelo de cientos de buitres, bajando a comer, o ver cómo jugaban los lobos, te hacen sentirte muy, pero que muy agradecido a la fotografía.
Cuántas cosas me ha dado…

Pero si aun así, no tuve bastante con todas estas emociones, el domingo por la mañana, tuve el honor de ver las fotografías de Markus Varesvuo. Embajador de Canon Europa.
Qué belleza!!! Increíbles sus fotografías de aves. A estas alturas ver una ponencia, y que te sorprendan sus fotografías, es indicador calidad.
Menuda suerte que tuve de asistir a su charla, y de poder hablar con él más tarde en el stand de Canon.

No hay muchas palabras para definir un evento así, y muchas menos para expresar la sensación de felicidad que traía en el vuelo de vuelta a Madrid.
A pesar del cansancio acumulado de haber regresado de Islandia el jueves, y el viernes montarme en otro vuelo a Jerez, no frenó mis ganas de disfrutar de un evento tan cuidado y tan estudiado como éste. El cansancio pasó a segundo plano.

Desde aquí felicitar a la Junta de Andalucía, a todos los profesionales que han participado en la organización, destacando a Antonio Atienza, y sin olvidar a Patricia y a María. Gracias por vuestra simpatía y por todas vuestras atenciones.
Y a Canon España por organizar todos los talleres al aire libre que tuvieron lugar. La mejor recompensa, las caras de los asistentes, llenas de satisfacción y alegría.

Ahora toca descansar y disfrutar de los impagables momentos, anécdotas y lecciones aprendidas de este inolvidable fin de semana.

Gracias.