Catedral Nights


Hola Amigos.

Hay en ciertas ocasiones que te encuentras con gente “güay”.
Gente, que comparte, gente que le gusta decir: “Ahí tienes un fotón”.
Gente, a la que quieres parecerte.

En este mundo de abandonos, de rincones mágicos, parece que queremos guardarlos para nosotros mismos.
Muchos fotógrafos se guardan para sí solos las ubicaciones que ya han hecho, y que no quieren que los demás hagan una fotos.

Puedo llegar a comprender, que si descubres un sitio “güay”, te lo quieras guardar hasta que hagas tú la fotografía, pero cuando ya has hecho tu sesión, guardártela y no compartirla…
No digo de publicarla, sino de cuando te preguntan no querer decirla.

Comprendo, que en muchas ocasiones la búsqueda te haya llevado días, semanas o más, y que el esfuerzo lo quieras amasar para ti solito.

A nivel personal, no veo nada más bonito que compartir, ayudar, enseñar ,y por supuesto aprender de los demás.

A lo largo de todos estos años en los que me dedico a la formación, las mayores satisfacciones que me he llevado no son otras que enseñar a otros compañeros a realizar fotografías. O ver la caras de sorpresa y admiración hacia sus fotografías cuando les enseñas.
Ya no te digo cuando eres el artífice de ver espectáculos como las auroras boreales, o les enseñas a obtener los colores de la Vía láctea.

Aquella noche, estábamos Paco y yo intentando cazar algo chulo en la playa de las catedrales, en Galicia, y nos cruzamos con un grupete de fotógrafos que venían de esta ubicación.
Al cruzarnos, nos dijeron: “Ahí, a la izquierda, hay un charco de agua que está muy quieto y podéis obtener un reflejo brutal”.
Tras darles las gracias, sin mucha fe nos acercamos donde nos dijeron, y vimos este espectáculo.
Lo único que lamento de aquella noche fue no pedirles sus nicks para darles las gracias por el “chivatazo”. Grandes! Mil gracias por compartir ese “secreto”.

La fotografía

La fotografía, no es nada del otro mundo a nivel técnico.
Es una sola exposición, de 30 segundos.
¿Por qué 30 segundos?
Dos motivos:

  • Por perrería total, y no colocar el disparador remoto para que la fotografía fuera de más tiempo. Me he acostumbrado a forzar a 30 segundos las fotografías, para no sacar el disparador, y porque me gusta que las estrellas se queden estáticas.
  • Porque ya nos teníamos que ir, y las pruebas debían ser más rápidas.

Así que calculé el tiempo de exposición, y comprobé que las nubes se movían a una velocidad que me agradaba. Si no hubiera hecho viento, tendría que haber optado por exponer más tiempo, para captar el efecto que deseaba.
Quisiera que te fijaras en las nubes. Exponer más tiempo, hubiera ocasionado que las nubes se hubieran solapado en la exposición, teniendo otra fotografía totalmente diferente. Quizás peor, pero seguro que no se hubiera obtenido el efecto de vacío entre nube y nube, y no hubieran quedado aisladas.

Evidentemente el reflejo, tras la explicación que os he contado, no lleva procesamiento en Photoshop, y es totalmente natural.

Sólo he tocado un poco el contraste, fundamentalmente para el cielo, y poco más. Un poco de nitidez y ya está.

Los datos técnicos de la fotografía

Canon EOS 5D Mark III
Canon 16-35 f/2,8
f/5,6
30 segundos
ISO 800

Espero que os haya gustado!!!

CIAO!

Consigue 20 Euros de descuento en TODOS sus productos
10% de descuento en TODOS los productos de Lucroit con el código FUSKY10

Norway


Hola amigos.

Parece mentira compartir con vosotros una fotografía nocturna de Noruega, sin auroras, ¿verdad?
Recientemente, os he compartido un video tutorial de cómo aportarle nitidez a nuestras fotografías. En el vídeo se ve cómo le aporto dicha nitidez precisamente, a esta misma fotografía.

Aquí traigo el ejemplo revelado, y como podéis ver no dista mucho del original en el RAW, respecto a la os presento aquí.
Lo que me gusta de la fotografía nocturna es precisamente eso. Que si haces bien el trabajo en el campo, en casa poco tienes que hacer. Un poco de nitidez, contraste, y ya está.
Sin embargo en paisaje diurno es otro cantar… Pero eso ya es otra historia.

norway.jpg

Sigue leyendo

Dance to me


Hola amigos.

Poco a poco, y sin hacer mucho ruido, nos encontramos en la última semana del año.
Un año apasionante, ilusionante y genial.
No es que me hayan pasado grandes cosas, pero es una actitud. Ante la ausencia de malos momentos realmente significantes, puedo decir que este año ha sido bueno.

Es evidente, que a lo largo de nuestra manía de medir todo, solemos englobar las cosas por años. Así podemos evaluar, medir, mejorar y fijarnos nuevos objetivos para el año que comienza.

Hace justo una semana, os comentaba la necesidad de hacer barbecho, y justo revisando las fotografías de Lofoten del pasado viaje de Marzo, me encontré con la fotografía que os traigo hoy. Aún no comprendo cómo se me pasó en la primera criba, pero ahí estaba.
Creo que es muy importante revisar las fotografías, porque depende del ánimo con que te sientas el día de la revisión, pueden pasar estas cosas.

dancetome2.jpg

Lo curioso, es que recuerdo perfectamente el momento de la captura, pero no el momento de descartarla.
Ojo… Que quizás a ti no te guste. Pero creo que este tema de las percepciones, lo dejaré para el año que viene… Este año ya me he metido en demasiados charcos.

Sigue leyendo

Pulse


Hola amigos.

Seguimos en Noruega. Y más con los calores que ya están llegando, siempre se agradece.

La historia de esta fotografía es bien sencilla.
Esta caseta, me tenía obsesionado cada vez que pasábamos delante de ella. Desde la carretera, me estaba llamando. Era como una vocecilla en mi interior (no sé si debo preocuparme… jajajaja). “Hoooolaaaa, ven conmigo….” Y claro, a la mínima, allí que fui.

pulse

En la ruta que teníamos pensada, estaba esta playa, y en cuanto desembarcamos, para allá que fui.
Mientras que unos apostaron por unas rocas a pie de playa, yo decidí acallar las voces que escuchaba, y me llevé a quienes también las oían. Todo un descanso saber que otros oyen voces…

Y allí, delante de mi obsesión comenzamos a realizar fotografías.
El resultado me encantó, pero la fotografía que os traigo hoy, no fue de aquel día.
Y es que la luz lo es todo en la fotografía. El primer día de conocernos la caseta y yo, era una luz difuminada, gris, triste. Diría que incluso minimalista.
Pero el azar quiso que fuéramos otra vez al amanecer. Y este día, la luz era diferente, alegre, colorida, feliz. Y cómo cambia!

Lo que otro día invitaba al blanco y negro, a matar los colores, buscar el detalle, al otro día, invitaba al optimismo, al color!!!

Para que luego digan que la fotografía es darle a un botón.

La fotografía de hoy, lleva un poquito de filtros, y un poco de larga exposición.
Quería un poco de fuga en el cielo. El día no acompañaba demasiado, por la falta de viento, pero el cielo estaba dulce, dulce…

Así que coloqué el neutro de 10 pasos de Firecrest, y un degradado de 2 pasos, para conservar el detalle en el cielo.
El resto:

Canon EOS 5D Mark IV (Menuda nitidez que tiene el bicho)
Canon 16-35 f/2,8
ISO 100 (Para quitarle luz al sensor, y alargar el tiempo de exposición)
f/11 (Evitamos que entre luz, y alargamos el tiempo de exposición)
60 segundos de exposición (Gracias al diafragma cerrado, al ISO bajo, y al filtro neutro, se pudo exponer a este tiempo tan largo)

En casa, un poco de contraste, corrección de color, y ya está.

Espero que os guste, amigos!

CIAO!

Absolution


Hola amigos.

Es difícil intentar obtener algo diferente de algo que ya has visto por internet.
Estas cruces, las vi por casualidad en un artículo de un periódico de pocas tiradas, aunque la perspectiva era totalmente diferente.
Intentando localizar la ubicación de este lugar me topé con otras versiones nocturnas. Vaya, el sitio ya era conocido! Y yo sin enterarme.

Así que con una idea preconcebida en la cabeza de lo que iba a sacar en la fotografía, tuve que recular de encuadre. No me gustaba nada. También he de decir que las primeras tomas eran una copia de lo que veía por internet. Así que opté por una perspectiva más normal. Frontal.

absolution_1024.jpg

¿Cómo la hice?

Sigue leyendo

Próxima estación Esperanza.


Hola.

Pues haciendo un juego de palabras con una estación del metro de Madrid, quisiera reflejar mi estado de ánimo.
Es curioso cómo los sentimientos de un ser humano pueden llegar a cambiar en poco tiempo.
Una canción, el estado del tiempo… una mirada o una frase de tus seres queridos pueden hacer que pases del más absoluto estado de pesimismo a un estado de esperanza.

by fusky

Sigue leyendo