Ghost Shipping


Hola amigos!

Pues otro año que se va cerrando, y saltándome la norma que llevo años siguiendo, el último post, no será un video resumen de las fotografías y eventos que he compartido con vosotros a lo largo del 2016. Básicamente, porque me ha pillado el toro… jajajaja.
Y no he podido hacerlo aún. Así que tendrá que esperar para el siguiente post.

Por contra, os quisiera compartir una fotografía que hice en compañía de Farero.
Nos acercamos a estos famosos camiones de Polán, a dales un poco de vida, y mientras que él se centraba en el otro,que ya subiré en el 2017, me centré en éste.

ghostshipping

Pocas cosas os puedo ya contar sobre iluminación, y composición. Pero intentaré aportaros mi visión de cómo me enfrento ante este tipo de elementos a iluminar.

Siempre que veo un elemento rectangular, intento huir de las tomas frontales, porque me aplanan mucho la fotografía resultante. Busco las diagonales. Entiéndase elementos rectangulares, vehículos, casas, castillos… etc. Todo lo que en el plano sea de esta forma geométrica.
Así, buscando las aristas, dotamos de ciertos puntos de fuga que nos traslada un cierto punto de tridimensionalidad.

Respecto a la luz, este camión digamos que es de libro para iluminarlo de manera selectiva. He visto muchas versiones de este camión, y en casi todas las versiones están demasiado iluminadas, quitando el efecto de misterio que bien se merece este pedacito de metal.

Para ello he optado, como siempre, por mi Mini Maglite AA, con un difusor, para evitar el punto de concentración que tienen las linternas cálidas. Y siempre muy pegadito al camión, y corriendo!!! le he intentado sacar todo el volumen que nos da el óxido, y la corrosión.
Y para aportarle ese puntito de vida, usé mi linterna RGB de artículosfotograficos.com que siempre se viene conmigo y usando el filtro rojo porté luz a los faros y las cabina interior. Y todo esto en un tiempo récord de 40 segundos!!! A correr!!!

Fíjate en las estrellas, las ves que no están nítidas? Eso es porque cuando se supera el límite de los 30 segundos aprox, en un gran angular, el efecto de movimiento comienza a aparecer en nuestras fotografías.
Intenté hacerlo en 30”, de verdad, pero no me dio la vida. Si me hubiera ayudado Farero… Pero estaba en otros menesteres… Y era muy tarde como para pedirle repetir la toma, ya que teníamos fiesta al día siguiente. Pero qué dura es la vida del fotógrafo nocturno…

Otro punto a comentar es el tendido eléctrico. Estuve tentado en eliminarlo de la toma en el procesado, pero al final he decidido dejarlo ahí. No me molesta, como en otras fotografías. Así que ahí le dejé. También puede ser por vago… jajajaja.

El resto de los elementos implicados:
Canon 5D MARK III
Canon 16-35
f/4
ISO-1600 (Para otorgar exposición al cielo, no había luna. Y para tener que aportar poca luz, me ayudaba mucho ya que estaba solo iluminando el bicho).

Espero que os haya gustado, y si no nos vemos, que pases una feliz entrada y salida de año, amigo!

CIAO!

 

Anuncios

WorldPressPhoto 2014: Alli estuvimos


Hola.

Y de repente, recibo en mi correo, una invitación para la inauguración de una de las mejores exposiciones de fotografía que aterrizan en Madrid.
El WorldPressPhoto.

La invitación es enviada por la organización del evento, porque vamos a impartir el taller de fotografía nocturna que patrocina Canon. Y siempre es un lujazo recibir este tipo de mails.

Tras la llegada, y los saludos iniciales con los representantes de Canon y de la organización, Paco y yo pudimos disfrutar y paladear las joyas que allí están expuestas.
Este año, hay pocas armas y muchos sentimientos.
Muchas denuncias, como no puede ser de otra manera cuando hablamos de fotoperiodismo.
Muchas fotos, de las que dices… Hago esta foto… Y me retiro.

Paco y Fusky en el WorldPressPhoto 2014

Paco y Fusky en el WorldPressPhoto 2014

Pero cuando te enteras que la mayoría de las fotografías están realizadas por fotógrafos que se juegan la vida, y en muchos casos por 50 Euros la fotografía… Te das cuenta que hay que estar hecho de otra pasta.
De otra pasta para aguantar tanta desigualdad, tanta crueldad y que lo único que puedes hacer es denunciar. Que por otro lado no es poco.
Por éso es tan importante asistir a este tipo de exposiciones. Para poder mirar fuera de esa cúpula en la que vivimos.
Una cúpula edulcorada en el estado del bienestar. Hay horror y crueldad fuera de allí.

Tenemos que ser conscientes de ello para tener la oportunidad de intentar cambiar el mundo. Al menos, contribuir con ello. Y estar impermeabilizarnos por los medios de comunicación. A veces, ver tanta violencia en los informativos, hace que las guerras y las injusticias no nos parezcan tanto.

En el recorrido de la exposición, hay ciertas fotografías, que me las llevo en la memoria.
Una, que aunque sin ser el paradigma de la perfección de la composición, me llegó.
Es la fotografía del atentado que se hizo en suelo americano, en el marathón. ¿Os acordáis?
Una fotografía, en la que hay un elemento que me llamó mucho la atención. Una pequeña bandera americana en manos de un espectador que huye desesperadamente. Y que el fotógrafo tuvo la suerte de captar en ese momento tan dramático.
¿Qué puede pasar por la cabeza de este señor para coger la cámara y captar ese momento de desesperación en mitad del caos? Lo dicho, de otra pasta.

Me separé de Paco, un momento, y me cautivó un retrato con una dominante verde destacando del resto. Era un retrato a un actor inglés. No me preguntes porqué, pero creo que fue de las fotografías donde más tiempo he pasado observándola. Y aún me pregunto porqué.
Pero lo más curioso es que cuando volví a observarla nuevamente, ahí estaba Paco con la misma sensación que yo. Curioso.

Además de las fotografías deportivas, y otras de naturaleza, que este año no me cautivaron como el año pasado, tengo que admitir que no me ha defraudado.
Ni la fotografía ganadora, y las nocturnas… Sí, había fotografías nocturnas… jejejeje. Pero no como te las estás imaginando 😉
Retratos, denuncias, deportes, naturaleza… En fin. Fotografía para llegar al fondo de tus sentimientos.
Una hora de recorrido, paladeando cada pixel de sentimientos.

Si tienes oportunidad, acércate. Merece la pena pasar del llanto a la risa, y de ahí a la admiración por un grupo de personas que nos retratan los momentos cotidianos de un mundo que está muy lejos de nosotros…. ¿o no?

CIAO!