Copias o innovas?


Hola amigos.

Hoy, y antes de cerrar la temporada antes del verano, quisiera trasladaros una pregunta.
¿Copias los encuadres o por el contrario innovas en los mismos?

Gracias a la globalización de la fotografía, cualquiera puede planificar de mil maravillas un viaje, sea fotográfico o no, y poder trasladarse a un lugar en unos cuantos clicks de ratón.

witness~01.jpg

Este hecho es maravilloso, pero resta de magia visitar ciertos lugares.
Por ejemplo, tienes planificado visitar un pueblo maravilloso recóndito. Y para planificar la visita, te documentas en internet viendo muuuchas fotos del lugar. Has visto tantas fotos, que cuando vas al pueblecito en cuestión, pierde el factor sorpresa, y en muchas ocasiones la visita pierde ese punto. Y en ciertas ocasiones incluso te defrauda.

Esto, orientado a la fotografía, cuando te desplazas a un lugar icónico, ¿Haces primero la típica fotografía de un encuadre determinado? ¿O por el contrario vas a innovar directamente?

Yo, personalmente, cuando voy a un sitio icónico, primero me centro en obtener la típica fotografía, que es la que realmente me ha llevado al lugar en cuestión.
Una vez que ya tengo el RAW deseado, intento obtener otra visión del lugar. Quizás menos vistosa, pero menos vista. Digamos que “mi” versión de ese lugar.
Y que me permite arriesgar, poner en práctica creatividad. Que al fin y al cabo es la que diferencia las miles de fotografías de un sitio de la que te puedas llevar.

Luego está lo que yo llamo, fotografía turista. Que es intentar hacer el fotón del siglo de un sitio con las condiciones idílicas en un día.
Vas de vacaciones a una zona, y reservas un día para hacer la foto que has visto de un lugar en concreto, y que quieres que te salga como la fotografía ganadora del último concurso de moda. Es evidente que es imposible. Ya que el “momento” no puedes elegirlo. El “momento”, llega. Y normalmente tras perseguirlo durante muuuuchos días.
Pero ahí estás tú. Con tu familia disimulando que no les importa esperar horas a que tú captes “el momento”, y mientras tú presionado porque sabes que ellos están disimulando… jajajaja. Y en ese clima, “el momento” no suele venir.

Por ejemplo, la fotografía que os acerco hoy, no es para nada innovadora. Es la típica de este lugar, y poco puedes hacer más… ¿O sí?

Hablando un poco de la fotografía, se ha obtenido con la técnica del startail.

Que no es otra cosa que realizar múltiples fotografías de un determinado tiempo para captar el movimiento que se puede apreciar de la tierra sobre su propio eje, e incluyendo la estrella polar en su encuadre.
Un efecto efectivo, y muy bonito.

Canon 5d Mark III
Canon 16-35
Iluminación del árbol con la Maglite 3D cálida.

Anuncios