Mont Magic


Hola amigos

Desde bien pequeño, tenía unas ganas de ir a Saint Michel… Y por fin, tras muuucho años con ese deseo, pude ir allí.

Seguro que conocéis la sensación de que vas a un sitio, con unas ganas increíbles de fotografiar, los nervios, las expectativas, la planificación… Puf, menudo estrés.
Toda la visita diurna al castillo esperando el momento, a ese momento mágico que todo fotógrafo espera, el atardecer y la hora azul, con el castillo iluminado, con su reflejo en el agua…
Planifiqué la marea, tan importante aquí!!! Seguro que conoces la peculiaridad de este tema en la abadía.

Pues todo al detalle, es más, las vacaciones, casi, casi, giraron en torno a esta visita… Joder, pero si había hasta nubes!!!

Pues nada. Chof. Ahí estaba, en la orilla esperando el atardecer que nunca vino. Ni el agua estaba estancada, ni pintó el cielo. Venga, pero si hasta me llovió… Con mi Aroa mirándome, expectante, como esperando a que hiciera magia con el tiempo. Le había dicho que de aquí se hacían fotones.
Y claro que los hice, porque la utilicé de modelo en muchas fotos, pero esas fotos son mis más grandes tesoros, las familiares.

Sigue leyendo
Anuncios