Drawing New York


Hola amigos.

Está claro que el atardecer es un momento único que nos regala este planeta.

Hay veces que me imagino cómo serán los atardeceres en otros mundos. ¿Os imagináis dos lunas? O un planeta gigante dorado en el horizonte? Bueno, son sueños, o imaginaciones o como queráis llamarlo.

drawing_newyork_2048.jpg

Lo que sí que es real, es el momento precioso que se puede observar en NY.
Del viaje a aquella ciudad única, la vista más bonita, es sin duda alguna, el momento en el que la noche comienza a llamar a la puerta de la ciudad que nunca duerme.
El contraste de la falta de luz, con el encendido de las luces de los gigantes de metal y hormigón es maravilloso.
Aún tengo en la retina esos momentos tan mágicos.

He visitado muchas ciudades, tanto de aquí, como de Europa, y he de reconocer, que como NY ninguna para nuestra cámara.

He vivido momentos mágicos a lo largo de mi vida en diferentes países, atardeceres, vías lácteas increíbles, e incluso auroras boreales bailar encima mío.
Me siento un afortunado por haber vivido estos momentos, y me queda como ilusión poder seguir repitiendo estos momentos, y poder hacer realidad éstos junto a otros fotógrafos y amigos.

Desde la azotea del Top Of The Rock (TOR), se puede tocar el cielo. Y creo que no es metafórico… jajajaja. si consigues hacerte hueco en el sitio justo, dispones de unas vistas increíbles. Si vas allí, recuerda ser generoso, y comparte en la medida de lo posible el hueco con otros fotógrafos que tienen la misma ilusión que tú!!! Déjales poner su mini trípode junto al tuyo y disfrutar. Y aunque habléis idiomas diferentes, las caras  siempre serán las mismas que las tuyas.

Aquella tarde elegida no fue la más favorable, porque no hubo nubes, por aquel motivo decidí esperar hasta el último momento para realizar la toma.
Ese fino hilo entre el atardecer, la hora azul, y la noche. Una sola toma para captar la agonía del día. Ese momento de colores tan especiales.

Aunque no es la foto del año, cada vez que la veo, me asaltan los recuerdos de la aventura con Paco. 5 días de locura fotográfica. Solos él, yo… Y la fotografía como pasión.
Cómo echo de menos esa sensación de libertad, de risas, y de aprendizaje juntos en la ciudad más espectacular que nunca he estado.

Respecto a la fotografía:

Canon EOS 5Ds: Todo un acierto haber llevado esta maravilla de cámara. Sus 50 Mb, me han permitido poder editarla y disfrutar mientras lo hacía. Qué gozada de nitidez.
Canon 16-35: Hasta que salió la nueva revisión del 2,8, el f/4 era un magnífico compañero de viaje, y se vino con nosotros, claro…
Lucroit: Mi porta filtros por excelencia. Junto al filtro degradado Firecrest de 2 pasos, conseguí subexponer el cielo para conseguir la exposición que buscaba.
f/5,6
ISO 100
3,2 segundos de exposición

Y poco más en casa, la verdad. Un poco de nitidez, como siempre, y algo de contraste. Ya sabéis… Lo típico en la fotografía digital.

 

Espero que os haya gustado

PD: Recordad en poner a New Yor en vuestra lista de sitios de visitar sí o sí!!!

 

 

Anuncios