Triunfo y Gloria


Pero no para mí aquel día, desde luego.

En mi pasado viaje a Francia, estuve unos días en París, y una de las paradas obligatorias, desde luego el arco del triunfo. Todo el paseo desde la estatua de Wahsington hasta el arco del triunfo, en condiciones normales un paseo agradable, para mí fue una carrera a contrareloj…

Unas nubes, un color que estaba adquiriendo el cielo… Tengo que llegar al arco del triunfo como sea. Así que dejo a mi familia detrás, y comienzo a subir toda la avenida caminando a lo Mariano Rajoy, sin correr, pero al límite, sorteando peatones, turistas despistados, y… Cruzando, éso sí que es peligroso en París. Cruzar calles. Incluso en verde para ti, te debes asegurar que los coches se paran.


Menudo espectáculo de cielo, magentas, rojos, en mi cabeza la fotografía iba cogiendo forma, pero aún me quedaba mucho hasta llegar al sitio, además, no lo conocía, y no sabía si podría elegir a mejora perspectiva en tan poco tiempo. No llego, no llego…

Y no llegué, digamos que llegué a los postres. Lo puedo haber sido y no fue posible, qué rabia! por 5 minutos no triunfé y no me llevé la gloria.

Al menos, pude disfrutar de la estupidez humana. Esta rotonda, porque no deja de ser una rotonda

Existe un paso subterráneo que accede directamente al monumento.
Pues bien, la gente cruza sorteando los coches, que por otra parte, no logré ver una pauta de prioridades. Lo que saqué en claro es que era la ley del mas grande, Motos, camiones coches, y turistas! cada uno buscando cómo sortearse unos a otros sin chocarse. Alucinante.
Fue divertido observar cómo se circula esa parte de la ciudad del amor…

Respecto a la fotografía.
A falta de un cielo con más gracia, opté por alargar un poquito, no mucho, la exposición, para captar el paso de un coche. Y así darle un poco de gracia a la fotografia.
No lleva filtros. No es necesario en la hora azul, basta con cerrar diafragma y/o bajar el ISO para captar poca luz, y así aumentar en tiempo de exposición.
Por otro lado, en casa, he intentado corregir la deformación del arco, debido en gran parte por la perspectiva adoptada, y el gran angular. Pero tras muchas pruebas, he llegado a la conclusión, de que le da un toque muy particular a la fotografía. Así que se queda tal y como ha sido tomada.

Fotografía realizada con la 5D Mark IV y el 17-40 de Canon.

Espero que os haya gustado, y como siempre el apartado de comentarios está a vuestra completa disposición



CIAO!

A falta de nubes, una luna (Future II)


Hola amigos.

Hoy, una de localizaciones. Como bien sabéis me encanta compartir los lugares desde donde realizo mis fotografías, para que vayas y realices tu versión.

Y en esta ocasión a ver si tenéis más suerte que yo… Porque mira que daban nubes, a ver, pocas sí, pero nubes. Y nada de nada.
A medida que se iba acercando la hora de salir hacia Chamartín, que es donde se encuentra esta ubicación, veía que nos íbamos a estrellar. Así que mirando la luna que teníamos ese día, decidí llevarme mi 70-200 por si tenía que recurrir a la multiexposición

Era verano, de Rodríguez total en casa, así que barra libre de horarios… jejejeje. Quedé con mis grandes amigos Javier y Pedrito, enn la misma estación de Chamartín, en Madrid. Bueno, Pedrito me llevó en coche, que siempre es una delicia compartir más de unas frases sueltas con él.

Miramos muchas fotografías de este lugar, pero no localizamos con exactitud el lugar. Todos los puntos se parecían!!! Así que apiñados, casi debajo del puente, al lado de una señal de tráfico le dimos caña a la toma.
Pero no. No era ese el sitio! Nada, revisión de otros compis que hicieron la foto, y nada. Era casi igual, pero algo no cuadraba. Mi foto perdía fuerza. ¿Por qué?
El atardecer estaba descartado porque sin nubes, no hay paraíso.
Aún me quedaba la hora azul. Javier disparando con otras perspectivas, igual de perdido. Pero bien por él buscando su toque.
Pedrito… Pedrito ya estaba mirando la hora, como en un partido.
Me la pierdo, no voy a llevarme la foto! Pero desde dónde es!!!

Hasta que me decidí ir andando un poco por fuera del cobijo del puente, siguiendo el “quitamiedos” de la carretera, andando por el minúsculo arcén de la carretera. El sitio no era peligroso, porque se me veía desde el semáforo interno del túnel, y de lejos. Y yo bien pegadito a la chapa.

¿Puede ser desde aquí? Abro las patas del trípode y miro por el visor. AQUI!!! Es desde aquí! Venga, aún está un poco azul el cielo.
Pues no va a ser rápida la foto, porque tengo que controlar las luces de las farolas (bajo la temperatura de color en cámara para compensar ese naranja feo), veo coches pasar y me gustan las estelas, pero a esas horas en verano, no pasa mucho coche, hasta que la paciencia, la suerte y por qué no decirlo, la paciencia, pasa un autobús de la EMT. BINGO!!!
Y capturo las estelas de su paso por delante de la cámara. Ahora sí!

Una vez que la tengo, me voy a un lugar seguro, y con la función de la multiexposición desde tarjeta de la Canon EOS 5D Mark IV, busco la luna y compongo la escena.

Bueno, pues al final me la llevé. No era la que deseaba porque quería nubes, pero a una buena luna no se le ponen pegas 😉

Las estelas de los coches, es similar a cuando capturamos olas del mar.
Si alargamos lo justo la exposición de la toma pero no mucho podemos transmitir dinamismo. Como es el caso que os traigo hoy.
Si por el contrario alargamos mucho, obtendremos unas trazas mucho más largas, y el efecto es sedado, por lo que el efecto de dinamismo se pierde.

Espero que os haya gustado, amigos!

Canon EOS 5D Mark IV
Canon 17-40
Canon 70-200 2,8 (para la multi con la luna)

Y aquí la ubicación, amigos:

Veis dónde pone la “P” de Parking en el mapa? Pues desde ahí realicé la foto. Eso sí, sólo admite 1 trípode. Como precaución, deberás tener en cuenta que vas a estar una zona por donde pasan coches. No pasan muy rápido, pero no estarás ni en una acera, ni en un arcén propiamente dicho. Así que MUCHA precaución. Yo no pasé miedo en ningún momento, ni sensación de riesgo, pero ten cuidado.

CIAO!!!