Chaman of lights


Hola amigos.

La verdad es que cada vez que viajamos con vosotros, nos vemos un poco así.
Sólo las personas que han compartido con nosotros cabaña, como por ejemplo en Lofoten, han podido ver la cantidad de tiempo que le dedicamos a la planificación de las sesiones nocturnas, en busca de las aclamadas Auroras Boreales. Y nos sentimos, en parte, como unos chamanes invocando a las luces del norte.

chaman of _2.jpg

De las sensaciones que uno percibe estar bajo este espectáculo natural, ya os he hablado muchas veces, y creo que no hay espectáculo en la Tierra que lo iguale.
Si has tenido la oportunidad de verlas en su máximo esplendor, sabrás de lo que te estoy hablando.

Sigue leyendo

Anuncios

Dance to me


Hola amigos.

Poco a poco, y sin hacer mucho ruido, nos encontramos en la última semana del año.
Un año apasionante, ilusionante y genial.
No es que me hayan pasado grandes cosas, pero es una actitud. Ante la ausencia de malos momentos realmente significantes, puedo decir que este año ha sido bueno.

Es evidente, que a lo largo de nuestra manía de medir todo, solemos englobar las cosas por años. Así podemos evaluar, medir, mejorar y fijarnos nuevos objetivos para el año que comienza.

Hace justo una semana, os comentaba la necesidad de hacer barbecho, y justo revisando las fotografías de Lofoten del pasado viaje de Marzo, me encontré con la fotografía que os traigo hoy. Aún no comprendo cómo se me pasó en la primera criba, pero ahí estaba.
Creo que es muy importante revisar las fotografías, porque depende del ánimo con que te sientas el día de la revisión, pueden pasar estas cosas.

dancetome2.jpg

Lo curioso, es que recuerdo perfectamente el momento de la captura, pero no el momento de descartarla.
Ojo… Que quizás a ti no te guste. Pero creo que este tema de las percepciones, lo dejaré para el año que viene… Este año ya me he metido en demasiados charcos.

Sigue leyendo

WorldPressPhoto 2014: Alli estuvimos


Hola.

Y de repente, recibo en mi correo, una invitación para la inauguración de una de las mejores exposiciones de fotografía que aterrizan en Madrid.
El WorldPressPhoto.

La invitación es enviada por la organización del evento, porque vamos a impartir el taller de fotografía nocturna que patrocina Canon. Y siempre es un lujazo recibir este tipo de mails.

Tras la llegada, y los saludos iniciales con los representantes de Canon y de la organización, Paco y yo pudimos disfrutar y paladear las joyas que allí están expuestas.
Este año, hay pocas armas y muchos sentimientos.
Muchas denuncias, como no puede ser de otra manera cuando hablamos de fotoperiodismo.
Muchas fotos, de las que dices… Hago esta foto… Y me retiro.

Paco y Fusky en el WorldPressPhoto 2014

Paco y Fusky en el WorldPressPhoto 2014

Pero cuando te enteras que la mayoría de las fotografías están realizadas por fotógrafos que se juegan la vida, y en muchos casos por 50 Euros la fotografía… Te das cuenta que hay que estar hecho de otra pasta.
De otra pasta para aguantar tanta desigualdad, tanta crueldad y que lo único que puedes hacer es denunciar. Que por otro lado no es poco.
Por éso es tan importante asistir a este tipo de exposiciones. Para poder mirar fuera de esa cúpula en la que vivimos.
Una cúpula edulcorada en el estado del bienestar. Hay horror y crueldad fuera de allí.

Tenemos que ser conscientes de ello para tener la oportunidad de intentar cambiar el mundo. Al menos, contribuir con ello. Y estar impermeabilizarnos por los medios de comunicación. A veces, ver tanta violencia en los informativos, hace que las guerras y las injusticias no nos parezcan tanto.

En el recorrido de la exposición, hay ciertas fotografías, que me las llevo en la memoria.
Una, que aunque sin ser el paradigma de la perfección de la composición, me llegó.
Es la fotografía del atentado que se hizo en suelo americano, en el marathón. ¿Os acordáis?
Una fotografía, en la que hay un elemento que me llamó mucho la atención. Una pequeña bandera americana en manos de un espectador que huye desesperadamente. Y que el fotógrafo tuvo la suerte de captar en ese momento tan dramático.
¿Qué puede pasar por la cabeza de este señor para coger la cámara y captar ese momento de desesperación en mitad del caos? Lo dicho, de otra pasta.

Me separé de Paco, un momento, y me cautivó un retrato con una dominante verde destacando del resto. Era un retrato a un actor inglés. No me preguntes porqué, pero creo que fue de las fotografías donde más tiempo he pasado observándola. Y aún me pregunto porqué.
Pero lo más curioso es que cuando volví a observarla nuevamente, ahí estaba Paco con la misma sensación que yo. Curioso.

Además de las fotografías deportivas, y otras de naturaleza, que este año no me cautivaron como el año pasado, tengo que admitir que no me ha defraudado.
Ni la fotografía ganadora, y las nocturnas… Sí, había fotografías nocturnas… jejejeje. Pero no como te las estás imaginando 😉
Retratos, denuncias, deportes, naturaleza… En fin. Fotografía para llegar al fondo de tus sentimientos.
Una hora de recorrido, paladeando cada pixel de sentimientos.

Si tienes oportunidad, acércate. Merece la pena pasar del llanto a la risa, y de ahí a la admiración por un grupo de personas que nos retratan los momentos cotidianos de un mundo que está muy lejos de nosotros…. ¿o no?

CIAO!