Twins


Hola amigos.

Hoy, os acerco una toma que de una disciplina que no suelo hacer, y que me encanta en cuanto tengo oportunidad.

twins.jpg

La fotografía de aproximación, es una disciplina que se puede realizar con cualquier objetivo gran angular.

Gracias a las características propias de este tipo de objetivos, nos permite acercarnos a una distancia, muy, muy cortita.
Cercana al macro, se pueden realizar tomas muy interesantes, y más jugando con el desenfoque de un primer plano muy acusado, y centrando el enfoque en un elemento aislado y con mucho interés.

Cuando paramos en la zona de los musgos, en Islandia, siempre intento explicar esta técnica para aprovechar la zona llena de color y jugar con elementos aislados, como en este caso, de una setita solitaria, con dos gotitas de rocío pendientes de caer. Gracias a Sebas por el chivatazo de la escena!

Sí, hay que tumbarse amigos. Es lo que tiene. si quieres sorprender, tienes que moverte, agacharte, cambiar de perspectiva.
En multitud de talleres que llevo a mis espaldas, siempre insisto en lo mismo. Cambia tu punto de vista. De pie y cómodamente, no vas a sorprender. Prueba a agacharte, a ver el mismo elemento pero desde abajo. Y se abrirá un nuevo mundo a esta altura.
Pruébalo!

La fotografía

IMG-20171001-WA0001Lo más complicado fue enfocar realmente bien. Porque a estas distancias tan críticas, es fácil que el autofoco no lo haga correctamente. Así que te recomiendo que pases a manual, y enfoques con el anillo.
Es más sencillo y tienes la seguridad de que lo has clavado. Revisa la foto en el visor con el zoom a tope, y asegúrate de que está el foco donde quieres. En esto, la pantalla táctil de la Mark IV, ayuda… Y mucho.

El objetivo con el que he realizado esta fotografía es el 16-35 f/4 de Canon. Una delicia de nitidez, de colores… Y sin apenas deformación en las esquinas. No aseguro al 100% porque siempre hay alguien con un review de nosequien, que dice que tiene algo de deformación, de esquinas blanditas… Pues yo, no noto nada de éso. Para mí, es uno de los gran angulares mejores para nuestras cámaras, y por un precio muy contenido. Un objetivo genial.

Abrí a tope el diafragma, a f/4, para minimizar lo máximo la profundidad de campo y así centrar el punto de atención en la seta.

En casa, realicé un crop a la toma, para darle un aire de panorámica, y así eliminar los elementos que no aportaban nada en el encuadre.

Saturación de colores para que tuviera mayor contraste cromático, y realzar el verde del musgo.

Nitidez, un clásico. Separación de frecuencias pero sólo en la seta. Así llama más aún la atención al no aplicar el enfoque en el resto de la fotografía. Al fin y al cabo donde quiero la nitidez es en el elemento principal, no en el musgo 😉

Los datos

Canon 5D Mark IV
Canon 16-35 f/4
f/4
1/250
ISO 800

Espero que os haya gustado.

Como siempre, la columna de comentarios a vuestra disposición.

CIAO!

Anuncios

Flow


Hola amigos.

Hoy me gustaría trasladaros a uno de los sitios más curiosos de Lofoten.
Cuando llegas a esta playa, no sabes muy bien por dónde empezar, porque está llena de estas curiosas bolas de piedra.

Ves tantas, que la composición se te hace complicada.
En un principio, cuando llegas, crees que va a ser sencillo, porque piensas en la típica composición tan efectiva de primer plano, y fondo con atención.
Pero es que el primer plano está lleno de elementos!
Además, el fondo, tenía un día complicado con tanta nube baja. Un día nuboso, nuboso. Siempre al límite de la lluvia.

flow~01.jpg

Tan bajas estaban las nubes que las montañas altas, ni se veían. De hecho, si te fijas, al fondo de la fotografía, se adivina un piquito de la montaña más alta.
Tras varios intentos de composición, y andar por la playa, se me ocurrió dar la espalda al mar. Y dar la espalda al mar en Noruega no es cualquier cosa.
Así que aprovechando las virtudes del trípode de Manfrotto, el 055, descentré la columna principal, y puse el trípode en el límite de la roca plana en la que estaba posicionado. Y así, que la cámara sobresaliera lo más posible, quedando como suspendida en el aire sobre el mar.
Entre la nieve que caía, el ruido amenazante del agua chocando con las rocas, me dispuse a realizar esta arriesgada toma.

La fotografía

Me gusta mucho el juego que da el mar en las fotografías.
Porque variando el tiempo de exposición puedes captar fuerza, como en esta toma, o calma y paz como en la que os traigo hoy.
Si has pinchado en el enlace que os he puesto arriba, podéis ver la diferencia entre exponer 0,8 segundos y 30 segundos que es el tiempo de la fotografía que os traigo aquí.

Para ello, me apoyé en varios factores.
La luz que había aquella mañana, mágica, tenue, fría…, un filtro neutro de 6 pasos, el diafragma y el ISO.
Todo pensado para quitar luz al sensor, y así alargar el tiempo de exposición para que captara, poquito a poquito las olas del mar, y crearan este efecto sedoso tan curioso.

Los parámetros
Canon 5D Mark IV
Canon 16-35 III 2,8
ISO 100
f/16
30 segundos
Filtro neutro de 6 pasos de cristal Firecrest
Filtro degradado de 3 pasos
Portafiltros Lucroit

El revelado
En esta toma, en el campo, tuve muchos problemas para que quedara limpia en la composición.
Porque no era capaz de eliminar dentro de la fotografía la propia plataforma en la que estaba puesto para colocar el trípode, por lo que en el procesado tuve que clonar en una esquina un trocito de roca que ensuciaba la toma.
El resto, nitidez con la separación de frecuencias. Me encanta esta técnica. Se gana la nitidez que pierde la cámara digital en RAW.
Un poco de contraste, y nada más. He preferido dejar esa dominante azul que reina en la fotografía, que le aporta un carácter frío a la misma, y le ayuda a transmitir lo que que sentía allí. fresquito, fresquito.

IMG_20170309_134647.jpgLa verdad, es que una vez que hice la foto y la di por buena, me permití el lujo de hacer un vídeo, y un selfi, con mi amigo Farero al fondo. Que no hacía más que decirme que estaba loco… Creo que pensaba que me iba a empapar… Y casi, casi, lo consigue… jajaja.
Creo que mereció la pena arriesgarme.

Como siempre, la columna de comentarios a vuestra entera disposición.

CIAO!

Masterclass gratuita de viajes: 4 Noviembre


Hola amigos

Es un placer anunciaros la masterclass gratuita que realizaremos desde Nightcolours, con el patrocinio de Canon España, en El Corte Inglés de la Castellana, Madrid.

nubes.jpg

Será por primera vez desde el restaurante “Las nubes” del CI.

Hablaremos de cómo planificar un viaje, qué equipo llevar, cómo configurar la cámara… Todo para que ese viaje que estás preparando sea un éxito fotográficamente hablando, además de darte consejos y comentaremos cómo se hicieron nuestras fotografías.

Deberás realizar la inscripción vía internet. ES OBLIGATORIO reservar tu plaza aquí

TE ESPERAMOS!!!

 

 

My window


Hola amigos.

Sinceramente, despertarse en las cabañas donde estuvimos alojados en Lofoten, y ver todos los días esta montaña por la ventana… Es algo que te limpia los ojos y la mente.

Lofoten, es algo impresionante. Bueno… Realmente, todo lo que no sean moles de hormigón y contaminación.
Es increíble, para un urbanita, ver auroras boreales desde una población.
No hay más que imaginarse ver la vía láctea desde cualquier localidad con contaminación lumínica.
Pues algo parecido te pasa cuando ves la aurora verde desde Hamnoy. Es increíble que a escasos metros de tu propio alojamiento puedas hacer fotos como la que os traigo hoy.

my window.jpg

Fue la primera noche del viaje de este año a Lofoten, allá por Marzo. De camino a las cabañas desde el aeropuerto, tuvimos que parar en mitad de la nada, en una cuneta de la carretera, y bajarnos a pesar del frío para contemplar el mayor espectáculo de la Tierra.
No bajamos cámaras, sólo abrigos y entre exclamaciones empaparnos del descomunal verde, magentas, y azules que veíamos en el cielo.
5 minutos de auténtico orgasmo visual. Algo que jamás olvidaremos los que allí estábamos.

Unos minutos después tiramos, literalmente, las cosas dentro de las cabañas, y fuimos a la caza de auroras. fueron menos intensas, pero verlas las vimos, y pudimos seguir disfrutando de este regalo de la naturaleza.

La fotografía

Fotografiar la aurora es relativamente sencillo. Pero habitualmente realizo dos fotografías.
Digamos que multiexposición digital, bonito nombre para decir que hago dos fotos, y luego las junto en PS.
¿Por qué?
Sencillo. La exposición del suelo, conlleva más tiempo que la exposición correcta del cielo.
Es tal el brillo de las auroras que no te puedes exceder en el tiempo de exposición, porque sino, perderías el detalle del baile.
Y el suelo, si expones a lo que te pide el cielo, saldría subexpuesto en la mayorías de las ocasiones, y máxime si no hay luna, o imposibilidad de iluminar el suelo. Como es el caso de la fotografía que os traigo.
Así que dos fotografías. El cielo 6 segundos, y 30 para el suelo.

En casa, eliminación del ruido (cosa muy sencilla en el caso de la Mark IV), corrección de color por la intensidad del verde, nitidez, y fusión de las dos fotografías por capas.

Los datos técnicos:
Canon EOS 5D Mark IV
f/2,8
30 segundos para el suelo (6 segundos para el cielo).
ISO 3200

Espero que os haya gustado, y como siempre, la columna de los comentarios a vuestra entera disposición.

No quisiera cerrar el post sin recordaros que tenemos abierto el plazo para el viaje a Lofoten de Febrero de 2018. ¿Te vienes a disfrutar de estos momentos? http://lofoten.nightcolours.es

 

CIAO!

Bad truck


Hola amigos.

La verdad es que desde que tengo la Mark IV, no paro de sorprenderme del bicho.

Independientemente de las nuevas características que pueda llevar, y que podamos en mayor o menor medida usarlas (ya iré hablando de ellas), de esta sesión me ha sorprendido una cosa que nunca he hecho.
Y ha sido utilizar el jpg directamente revelado por la cámara.

badtruck~01

Habitualmente, siempre disparo en jpg + RAW. Así dispongo de una versión rápida, por si tengo que usarla para algo urgente, y el RAW para procesarla con tiempo.
Tras visionarla en el visor de la cámara, di por buena la toma. Me gustaba la iluminación, perspectiva, exposición… Vamos, todo lo que vemos en el visor antes de cerrar la toma.

En casa, me centré, como siempre, desde el RAW. Revelado clásico y rápido. Contraste, saturación… etc. Pero me comencé a obsesionar en el resultado en jpg. El revelado que podemos nosotros modificar en los presets de la cámara.
Observaba el jpg, y no lograba llegar al resultado que mi Canon había logrado.
Y comenzó a asaltarme una duda… ¿Por qué revelar si ya estaba revelada?

Como la toma no estaba compuesta por varias fotografías, última moda presente en muchas fotografías que vemos por Internet, ¿para qué romperme la cabeza? Ya tenía la fotografía realizada y revelada!

Me comenzaron a asaltar más preguntas. ¿Por qué tengo que centrarme tanto en el RAW? ¿Para qué quiero el RAW si ya tengo el jpg como lo quiero?
¿El ruido? No hay prácticamente ruido en el cielo, gracias a este sensor. Increíble, por otro lado.
¿Colores? Son los que el jpg están reflejados. Una ventaja de hacer bien las cosas, o al menos como yo quería, en el campo.
¿Balance de blancos? Están como yo quería. El cielo quería que tuviera ese tono neutral para realzar los colores utilizados.
¿Nitidez? Gracias al preset elegido, de origen más que suficiente.

¿Entonces para qué quiero trabajar desde CERO el RAW?
¿Estaré cometiendo un sacrilegio? ¿Me estaré volviendo un vago de atar? ¿Se me estará pasando algo por alto?

No sé, pero lo que te puedo decir, es que la foto que veis, está tal cual desde la Mark IV.

No es que vaya a cambiar mi flujo de trabajo, pero me reconforta saber que mi bicho tira los jpg con una calidad increíble! De hecho, aquí os traigo la prueba.
Quizás, los famosos presets de la cámara les tenga que prestar más atención de lo que hasta ahora les estaba ofreciendo. Siempre obsesionado con todo en manual, y revelado desde el RAW.

La fotografía
Está realizada con la mini maglite AA cálida para iluminar al tractor, y con una multicolor para aportarle el rojo que podéis ver. Una iluminación clásica, y eficaz para estos casos. Quizás podría haber cambiado el rojo por un verde. En casa, me asaltó la duda. Y me lamento por no haber probado otra combinación de colores. Para la próxima. Me lo anoto.

Un dato más. ¿Cuántas veces tuve que repetir la toma hasta que finalicé? Este dato no lo veo en nadie cuando explican las fotografías otros autores.
Voy a comenzar a aportar este dato, que puede serviros de ayuda.
Esta toma, la comencé a iluminar con la ayuda de Charlie y de Pedrito. Pero una primera fase. Realizamos unas 7 tomas con ayuda. Pero no disponía de un cielo interesante. Cielo totalmente despejado. Soso, soso. Al menos tenemos estrellas, nos decíamos. Típico comentario complacista para evitar llorar…
Una buen rato después, el cielo comenzó a ser interesante, y decidimos volver a repetir toda la sesión, pero ahora con nubes. Para esta segunda fase, nos dividimos en más zonas, y tuve que afrontar en solitario este cacharrito. Para esta segunda fase, realicé 4 tomas más. Muchas menos, porque la iluminación ya me la conocía al dedillo.
En total fueron 11 tomas hasta que decidí cerrar la sesión a este fotogénico tractor.

En casa… Pues como te he comentado nada importare. Viva el JPG!!!! 😉

Los datos técnicos:
Canon 5D Mark IV
Canon 17-40
f/4
ISO 800
60 segundos (Para que me diera tiempo a iluminar toda la escena, y captar la fuga de las nubes)
Mini maglite AA
Linterna de color (http://articulosfotograficos.com/linternas-para-fotografia/266-linterna-rgb-con-filtros-de-colores.html)

Espero que os haya gustado, amigos.
Como siempre, la columna de comentarios a vuestra entera disposición.

CIAO!

 

Tempus fugit


Hola amigos.

Esta semana, quisiera compartir con vosotros esta fotografía que realizamos como ejercicio en el pasado taller de Carrasqueira.

Una fotografía, que como es evidente por el exagerado rango dinámico, está realizada por más de una fotografía.

tempus fugit.jpg

En concreto, por dos. Una con una exposición en concreto para obtener esos tonos maravillosos que nos dio el atardecer, con su filtro inverso de 3 pasos, y otra fotografía, sin filtros para el suelo y el barco.

Este tipo de fotografías es el único tipo de fotografías que realizo dos tomas. Porque es imposible obtenerla con un sólo disparo. Digamos, una fotografía imaginativa. Porque no puedo llevarme esta foto sin más de un disparo.

El destello del sol está buscado y allí estuvieron varios alumnos esperando, apostando por este momento. En esto de la fotografía, es todo una apuesta.
En algunas ocasiones, se apuesta con algún as bajo la manga, o mejor dicho, con las cartas marcadas. PLANIFICACION.
Y en otras ocasiones, como el botón de Google, “Voy a tener suerte”.
En cualquiera de los casos, una apuesta. Y más en un momento como es el atardecer o amanecer, en el que si te equivocas de carta (ENCUADRE), ya no tienes margen para pedir otras cartas. Pierden la ronda, y para casa. Mañana será otro día… jajajaja.

Pero ahí estábamos, con los parámetros preparados.
El suelo ya lo teníamos captado en una toma muy controlada. Ahora, quedaba lo más difícil, el cielo. Así que haciendo fotografías cada poco tiempo, modificando los parámetros ajustando a la luz que había en cada momento, y no parando hasta que la hora dorada se esfumó.

Un poco de pereza da luego revisar todos los cielos, hasta encontrar el que te gusta, porque siempre hay 4 o 5 que te gustan… Una vez que te decides, toca fusionar las fotografías por capas en una. Y a revelar por capas.

Intento que esta parte, la del revelado, sea rápida. Cada día que pasa me aburre un poco tener que estar tocando y tocando… Imaginando e imaginando… Ains… cómo me gusta la fotografía nocturna. Haces la foto bien en el campo… Y 5 minutos de revelado.
El atardecer es para valientes 😉

Canon 5D Mark III
Canon 17-40

Espero que os haya gustado, amigo.
Como siempre, la columna de comentarios a vuestra entera disposición.

CIAO!

My grail


Hola amigos

Tras el parón veraniego, volvemos con una toma que realizamos como ejercicio en el pasado taller de Belchite para los alumnos.

Es una toma muy sencilla, y sirvió para ilustrar cómo se realizan este tipo de fotografías en las que aparece un destello en la mano del figurante.

grail.jpg

Además, al colocar una figura humana, nos sirve para escalar la dimensión de la toma.
Automáticamente, en nuestro cerebro, al ver a un humano, se crea una escala en la que se hace a la idea de la magnitud del paisaje.

Para realizar el destello, se puede utilizar desde un flash, como una linterna.
En mi caso, me gusta más utilizar un flash de mano, y colocado en manual, orientamos el cabezal hacia la cámara. Una vez orientado, configuro a 105mm el zoom del mismo, y a una potencia de 1/128. La más baja, para no quemar la toma.
Ahora, dependiendo del objetivo y de la correcta orientación, saldrá una estrella más o menos resultona.
No os olvidéis de limpiar el objetivo, porque las partículas de polvo influyen en la estrella, así mismo de cualquier indicio de empañamiento.

Los parámetros en la cámara también influyen, porque si configuramos un ISO elevado y una apertura de diafragma muy abierto, podemos obtener mucha luz, arruinándonos la toma.

Al tener que estar inmóvil en la toma, los alumnos se encargaron de iluminar el resto de la toma.

Pero siempre guardando la coherencia de la toma. Si queremos simular que la persona que porta la luz es quien ilumina la iglesia, deberemos iluminar desde la dirección de la figura.
En este caso, fui yo mismo quien iluminé la toma con una Maglite 3D cálida desde mi posición, con la mano libre que tenía.
El resto, relleno desde la posición contraria para que no hubiera sombra en las zonas que deberían estar claras.

Y poco más, en casa, corregí el tono del cielo, que al no haber luna, tenía un color grisaceo.

Los datos:
Canon Mark III
Canon 17-40
ISO 1600
f/4
30 segundos
Maglite 3D